vocabulario

La palabra del día: cerveza. Aprender español en Madrid
La palabra del día: «Cerveza»

¡Hola #Vivers! Se acerca el fin de semana y además con un tiempo primaveral que invita, a los alumnos que vienen a aprender español a Madrid, a salir y tomarse unas cervezas bien fresquitas en alguna de las muchas terrazas de nuestra ciudad.

Pero, ¿creeis que saben cuál es el origen de esta bebida tan refrescante? ¿Y el origen de la palabra «cerveza»? ¿Y vosotros? ¿Lo sabéis? Si alguna vez te lo has preguntado, en nuestra nueva entrada en el blog de español de Luis Vives os lo contamos.

El origen de la cerveza

Cuando hablamos de cerveza o preguntas a alguien de donde viene la cerveza, lo primero que dicen muchas personas es que que su origen es del centro de Europa (Alemania, Bélgica República Checa…). El tema es que ya en varios documentos sumerios del año 4000 a. C. se hablaba sobre una bebida fermentada de cereales en Mesopotamia. En Babilonia, el consumo de cerveza era tan grande que obligó al rey Hamurabí a legislarlo, en su código, que prentendía proteger a los bebedores contra los taberneros deshonestos, así que se convirtió en la primera ley de defensa del consumidor de la Historia.

Algunas anécdotas y leyendas interesantes sobre esta bebida:

La palabra del día: cerveza. Aprender español en MadridEn Caldea (una región de Mesopotamia), los habitantes ofrecían cerveza a los dioses como tributo.

Según algunas historias, cuando Nabucodonosor (rey de Babilonia) se aburría de sus concubinas (amantes), solía matarlas ahogándolas en cerveza.

Ya en el Imperio Romano, Plinio (caballero romano) dijo que los galos (franceses) llamaban cervesia a la bebida y brasce al grano que se usaba para hacerla. Así, brasce dio origen en francés a brasseur(fabricante de cerveza) y a brasserie (cervecería).

Durante la Edad Media, los monjes fabricaban las mejores cervezas, que en latín se llamaban cerevisiaemonacorum y hasta hoy se hacen en algunos países europeos con el nombre de “cervezas de abadía”.

De la cervesia de los galos (franceses) derivó cervoise, como se llamó la bebida durante varios siglos en el idioma francés.

Las primeras referencias en español proceden de los siglos XV, como cervesa, y XVI, ya con la forma actual cerveza.

El francés bière, el italiano birra, el inglés beer y el alemán Bier proceden del latín bibere (beber).

Bueno, pues ahora ya puedes sorprender a todos tus amigos contándoles algunas de estas anécdotas mientras disfrutáis de unas cañas, pero no olvides beber con prudencia y sobre todo: ¡si bebes, no conduzcas!

Fuente: El origen de las palabras. Diccionario etimológico ilustrado. Ricardo Soca

Y si estás buscando aprender español en Madrid para aprender a hablar con fluidez como un nativo y mejorar tu gramática pasa por la Escuela de Español Luis vives y echa un vistazo a los cursos de español que ofrecemos. Seguro que se adaptarán perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en pleno centro de Madrid! 

La palabra del día: Febrero. Academia para aprender español
La palabra del día: «Febrero»

¡Hola #Vivers! Ya estamos a finales de febrero. Este mes, el más corto del año, se caracteriza por ser el mes en que los almendros florecen. También es el mes en el que los enamorados celebran su día, pero ¿conoces el origen de la palabra «febrero»? A los estudiantes que vienen a nuestra academia para aprender español ya se lo hemos contado. Si sigues leyendo la nueva entrada en el blog de español, tu también lo sabrás.

Febrero es el segundo mes del año y el último en el calendario romano.

Los sabinos, que fueron uno de los pueblos indoeuropeos que vivieron en la Península Itálica (entre el Tíber y los Apeninos), todos los años celebraban una fiesta de purificación que se llamaba februa, cada 15 de febrero. Después de la fundación de Roma, esta ciudad utilizó el nombre de las fiestas februas para poner el nombre al mes en el que se celebraban: el último del año.

Se cree que el fundador de Roma, Rómulo, fue el que unificó los muchos calendarios que existían en la Península Itálica en el siglo VIII a. C. y creó uno nuevo, con diez meses y 304 días. Pero este calendario que hizo Rómulo no era muy bueno para un territorio tan importante. En el año 300 a. C. el consejero Flavio creó otro calendario con dos meses más que se sumaron después de diciembre: januarius, dedicado a la diosa Jano y februarius, cuyo nombre procede de la antigua fiesta de purificación de los sabinos.

El nombre de este mes se registra en español desde el año 1129 y está en muchas lenguas europeas modernas. Por ejemplo: february, en inglés; février, en francés; febbraio, en italiano o Februar, en alemán.

Fuente: El origen de las palabras. Diccionario etimológico ilustrado. Ricardo Soca

Si estás buscando una academia para aprender español con fluidez como un nativo y mejorar tu gramática pasa por la Escuela de Español Luis vives y echa un vistazo a los cursos de español que ofrecemos. Seguro que se adaptarán perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en pleno centro de Madrid! 

La siesta. Clases de español para extranjeros
La palabra del día: «Siesta»

¡Hola #Vivers! Muchos de los alumnos de nuestras clases de español para extranjeros nos dicen que una de las cosas por las que mas se conoce España en su país, es por la costumbre de echarse la siesta.

Probablemente “siesta” sea una de las palabras de nuestro vocabulario más internacionales. Así, se ha transferido a lenguas tan diversas como el inglés (siesta), francés (sieste), alemán (siesta), danés (siesta), húngaro (szieszta) o polaco (sjesta)…

¿Qué es la siesta?

Se refiere al momento dedicado al descanso después de la comida, entre las tres y las cinco de la tarde y proviene del latín sixta, que significa “la sexta hora del día” y que corresponde, aproximadamente, al mediodía entre los romanos.

La siesta. Clases de español para extranjerosComo hemos mencionado anteriormente la siesta supone un momento de descanso y relajación, que permite recuperar fuerzas de cara a la tarde, con lo que aumenta de forma significativa el rendimiento. Todos necesitamos un tiempo de descanso a lo largo del día.

Durante muchos años los países nórdicos consideraban que la gente que practicaba la siesta (españoles e italianos preferentemente) eran unos verdaderos vagos. Por eso, dormir la siesta después de comer se consideraba impropio de pueblos trabajadores y laboriosos, pero lo que no sabían es que está demostrado científicamente que una siesta de no más de 30 minutos mejora la salud en general y previene el estrés. Además, favorece la memoria y los mecanismos de aprendizaje.

Para disfrutar de una siesta se puede dormir un rato, pero relajarse o simplemente estirarse unos minutos también pueden considerarse una especie de pequeña siesta. La siesta está relacionada con nuestro “reloj biológico”: la actividad cerebral y física disminuye cada cuatro horas y para renovarla el cuerpo necesita unos minutos de descanso, que se corresponden con el momento de la siesta a media tarde.

Es recomendable dormir una siesta tras una comida excesiva, para favorecer la digestión y reponer fuerzas antes de reemprender la actividad. También es muy conveniente en momentos de presión laboral o si al conducir durante un viaje se siente cansado o tiene sueño.

Ventajas de la siesta

Las principales ventajas de dormir la siesta son:

  • Mejora la sensación de bienestar general.
  • Aumenta la vitalidad.
  • Reactiva los reflejos.
  • Mejora nuestro grado de atención.
  • Incrementa la eficacia de nuestro trabajo.
  • Disminuye el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Así que ahora ya no hay excusa para no echarse una “siestecita” después de comer. ¡Dulces sueños!

Fuentes: Wikipedia y kioskea.net (bajo licencia Creative Commons).

Aprende Español y enriquece tu vocabulario con las clases de español de la Escuela de Español Luis vives y echa un vistazo a los cursos que ofrecemos, seguro que se adaptan perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en Madrid!

¿Sabias qué? El origen de la palabra spam. Cursos para aprender español.
¿Sabías qué?: El origen de la palabra «spam»

¡Hola #Vivers! Seguro que estáis cansados de borrar correos electrónicos publicitarios o comerciales que nunca has solicitado, correos basura o más conocidos generalmente como «spam». A veces se convierte en una molesta tarea a la que debemos dedicarle algunos minutos al día o con cierta periodicidad. Por nuestra parte, puedes estar tranquilo, ya que no mandamos correos con información sobre nuestros cursos para aprender español. ¿Has pensado alguna vez cuál es el verdadero origen de esta palabra? Hoy en una nueva entrada de nuestra sección ¿sabías qué? te lo contamos…

La palabra «spam», que no aparece en el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), surgió de la necesidad de llamar de algún modo a la gran cantidad de correo basura que recibimos a menudo a través de Internet.

Existe una versión del origen de «spam» que sugiere que procede de las siglas de de «Short, Pointless, and Annoying Messages» (Mensajes cortos, sin sentido y molestos).

Pero el origen más fiable de «spam» está relacionado con la abreviatura del nombre de un fiambre de cerdo que vende la empresa Hormel desde 1937, SPiced hAM (jamón sazonado o especiado).

Popularización del uso de la palabra

El éxito de la acepción del término «spam» se hizo popular con un sketch de Monty Python emitido en su programa Flying Circus. En él, una pareja entra en un restaurante barato y pregunta a la camarera qué platos hay en la carta. La camarera responde “spam con huevo, spam con salchicha, spam con huevo y salchicha, spam, spam con huevo enlatado, spam con salchicha enlatada…”, y así una larga sucesión de combinaciones. Esta repetición mecánica del término «spam» fue la inspiración de los informáticos para poner este nombre a este tipo de basura informática.

Curioso ¿verdad?, pues si te interesa conocer más curiosidades como esta, no dejes de leer el Blog de español de Luis vives.

Y si estás buscando un curso para aprender a hablar español con fluidez como un nativo y mejorar tu gramática pasa por la Escuela de Español Luis vives y echa un vistazo a los cursos de español que ofrecemos. Seguro que se adaptarán perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en pleno centro de Madrid! 

Academias de español en madrid - El blog de español - La palabra del día: Guay
La palabra del día: «Guay»

¡Hola #Vivers! Seguro que más de una vez, escuchando alguna conversación entre gente joven, has oído la expresión «guay» o en la clase de español tu «profe» os la ha enseñado como una posible respuesta a la pregunta «¿qué tal?»… Esta es una de las palabras más divertidas del español y seguro que en algún momento te has preguntado cuál es su origen. Hoy en nuestra palabra del día, os traemos los significados y el origen de esta expresión.

El uso de esta expresión se popularizó en los años 80 y 90. En esos años, se convirtió en una palabra comodín para referirnos a una cosa o una persona que resultan divertidas, sorprendentes, atractivas y fantásticas. En este sentido, para indicar que algo era de buena calidad se asociaba con la rima “guay del Paraguay», aunque no guarda ninguna relación con el país sudamericano, más que un cierto exotismo… Recientemente, se ha añadido al vocablo un cierto sentido peyorativo al incluirlo en la expresión «Ir de guay», que se dice de una persona que se comporta con falsedad o que presume de dinero y fama.

Los orígenes del uso de la palabra guay

Ahora bien, «guay» es una palabra muy antigua que originalmente era sinónimo de la interjección ay. Así pues, tenía significado de lamento o amenaza: «¡Guay de mí!», en lugar de «¡Ay de mí!»; o «¡Guay de ti si me abandonas!», en vez de «¡Ay de ti si me abandonas!». Su uso ya aparece reflejado en textos de la Edad Media y podemos encontrar el vocablo sin ningún esfuerzo en La Celestina (1499), de Fernando de Rojas. Guay adquirió el significado actual en el siglo XX al coincidir fonéticamente con la voz inglesa gay (divertido, brillante).

Según otras teorías, la palabra «guay» procede del árabe oriental «quwais». Esta expresion significa “qué bueno” y está muy extendida en países como Líbano, Arabia Saudí, Yemen y demás países de la región. Se dice que en principio se usaba en el sur de España para calificar algo de buena calidad y su uso estaba restringido al comercio de «hachís» (cannabis) procedente de Marruecos, pero hacia los años 80 acabó extendiéndose en un sentido más amplio a muchos ámbitos y se empezó a usar por los jóvenes como sinónimo de «cool».

«Esta película está guay»

«Ayer nos lo pasamos guay»

¡Qué guay! ¡Nos vamos de excursión!

Asiste a clase de español y enriquece tu vocabulario en la Escuela de Español Luis vives y echa un vistazo a los cursos  de español que ofrecemos. Seguro que se adaptan perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en Madrid!

Cursos de español para extranjeros - El blog de español - La palabra del día: Olé
La palabra del día: «Olé»

¡Hola #Vivers! En nuestros cursos de español para extranjeros, intentamos siempre enseñar a nuestros alumnos a usar las palabras que mas conocen de nuestro idioma, como es el caso de la palabra «ole». Sin duda alguna, esta es una de las palabras más internacionales del español. ¿Quién no la ha usado o escuchado alguna vez?. Aunque mucha gente la relaciona con el mundo del flamenco, los toros o el fútbol, ¿sabes cuál es su verdadero origen?

Hay muchas hipótesis sobre el origen de esta palabra. Hay quien afirma que viene del verbo griego ololizin, utilizado como grito de júbilo. Otros dicen que viene de la Biblia, cuando Jacob es engañado en su boda con Raquel, pues la gente intentaba avisarle de que se trataba de Lea y no de su amada, diciendo ¡Oh, Lea! Pero la hipótesis más extendida tiene que ver con el árabe con la expresión Allah (Oh, Dios). La RAE, por otra parte, recoge que ¡olé! proviene de la exclamación árabe Wa-(a)llah (¡Por Dios!), una exclamación de entusiasmo ante una belleza o alegría sorprendente o excesiva. En el idioma árabe, no existe la vocal “e” y, en ocasiones, la vocal “a” suena parecido a la “e”.

Aprende Español y enriquece tu vocabulario con los cursos de español para extranjeros de la Escuela de Español Luis vives. Echa un vistazo a los cursos de español que ofrecemos, seguro que se adaptan perfectamente a tus necesidades. Luis Vives Escuela de Español ¡la mejor opción para aprender español en Madrid!